Aprende con el sistema de las leyendas

Toma Clases de Canto en la escuela #1 del mundo

 

"No se trata sólo de cantar sino de vivir tu sueño"

¡Recibe información y
comienza tus clases ahora!


  • subscribed: 7843




Eddie Robson

 

ARTÍCULO DE CANTO

LA ANSIEDAD ANTES DE SALIR AL ESCENARIO

Por: Eddie Robson

 






Hace algunos días tuve la fortuna de participar en un concierto en homenaje a Michael Jackson, para el cual muchos de mis alumnos fueron preparados por algunas semanas. Lo curioso fue que varios de ellos tuvieron un cambio radical al momento del show en comparación con los ensayos. Y por qué cuando se paran en el escenario siempre lo hacen distinto y resuelven los problemas que en los ensayos no pueden corregir, como la disciplina, la organización, la letra de la canción, etc. Y tratando de contestar esta pregunta, les explicaré de manera concisa las razones por las cuales al subirse al escenario será más posible que logren solucionar muchos de esos problemas que no logran hacer en fuera de él. Sin que esto vaya a ser un pretexto para no practicar, al contrario, y ya verán el porqué.


En dicho concierto pasó algo que será mi ejemplo en esta ocasión. Al momento de estar en los camerinos me enteré de que en el espectáculo habrían efectos especiales riesgosos, es decir, ¡habría fuego! Y algunos otros aparatos que lanzarían humo, etc. En ese momento subí rápidamente al camerino donde se encontraban todos los participantes y les pedí silencio absoluto para comentarles a cerca de dichos efectos y sus riesgos, por lo cual no debían acercarse mucho, por lo menos a 2 metros de la orilla del escenario en donde se encontraban. En ese momento todos dijeron que tendrían cuidado y siguieron vistiéndose para salir.


Poco después, en uno de los primeros números salieron varias alumnas a cantar como solistas en la canción “You are not alone”. A una de las chicas le tocaba su turno cuando emocionada por la canción se acercó demasiado a la orilla y en ese momento el técnico encargado de los efectos soltó el fuego que se encontraba cerca de ella. Al instante, todos los que nos encontrábamos viendo el espectáculo nos asustamos. Afortunadamente la chica resolvió el problema de una manera muy profesional, agachando la cabeza, dando 2 pasos atrás mientras giraba y quedando casi hincada. En realidad incluso pareció como si ella hubiera sabido que el fuego saldría, pero no fue así. Y al terminar el show y estar contando la anécdota, comentó que trató de ser lo más profesional posible en ese momento y no dejar que la gente se diera cuenta, a pesar de que estuvo a punto de gritar cuando salió el fuego.


Lo que pasó es un ejemplo de lo que se hace en el escenario cuando el riesgo llega, y no es casualidad que la chica haya reaccionado así, ya que el hecho estuvo ligado a los patrones neuronales afectados por la ANSIEDAD Y LA MEMORIA. La memoria de cada persona está formada por bits y piezas existentes en su entorno resultantes de un entrenamiento ya sea en música o en el aprendizaje de momentos pasados que fueron cruciales en la vida. Es como si la memoria estuviera creada como una constelación en donde cada estrella es un acontecimiento, existiendo millones. Es así como funciona la memoria. La música, en este caso el canto, y la interpretación es un proceso cognitivo como el escribir, el cual no puede estar aislado del contexto en el cual vive la persona. Cuando el cerebro ve la conexión existente entre todos estos momentos, guarda la información por periodos largos de tiempo.


Pero en realidad qué fue lo que la chica experimentó en ese momento. Los miedos y las dudas influyen en la alteración del proceso neuronal, es decir, que afectan lo que está guardado en la memoria. Los sentimientos negativos pueden interferir mandando una alerta de atención a las órdenes programadas o preparadas por la memoria. Y de esta manera la ansiedad altera el foco de atención, lo que ocasiona la concentración en uno mismo y no en la actividad que se esté realizando. Por lo cual, la mayoría de las veces, un error en la memoria no es por falta de conocimiento o memoria musical, sino por falta de concentración en la actividad. Aunque una gran parte de la interpretación en el escenario es automática, las señales provenientes del sistema límbico donde opera la ansiedad pueden distorsionar dicha respuesta programada con anterioridad.


La ansiedad no es completamente negativa, ya que en ese estado es cuando trabajaba el sistema nervioso simpático, mientras que en estado de calma es el sistema nervioso parasimpático el que se encuentra en actividad. Cuando un momento de riesgo o preocupación se presenta o se percibe, el cuerpo genera la circulación de adrenalina para activar el sistema nervioso simpático, trayendo un efecto de respuesta del cuerpo utilizado para la sobrevivencia en un entorno primitivo. Al mismo tiempo el corazón incrementa el suplemento de sangre a los músculos largos los cuales están listos para una respuesta de “pelea”, para atacar o para salir exitosos de la situación.


Incrementando la respuesta simpática en una situación de ansiedad se incrementa una alerta mental. Y dicha respuesta se incrementada todavía más por imágenes y pensamientos no experimentados en la práctica regular. Muchas veces los cantantes o intérpretes nunca tienen dudas antes de experimentarlas en la práctica, es decir, que un cantante, por ejemplo, cuando es estudiante cree ser el mejor, no tener problemas, y piensa que el día de la presentación lo hará muy bien aunque no practique, sin embargo, el buen cantante es el que practica hora tras hora para estar listo a todos los errores, problemas, dudas y acontecimientos que se presenten de manera inesperada, sin embargo, eso es muy raro que pase. De esta manera el resultado es un cantante que sale al escenario y tiene que resolver todo al momento, por lo cual comienza a tener ansiedad y dudas de no saber qué es lo que pueda pasar, y es ahí cuando el sistema nervioso simpático actúa y comienza su trabajo de resolución de problemas en un ambiente de riesgo, haciendo que la persona invente cosas en un instante para evitar los daños que pudieran ocasionarle. Y esto no es sólo físicamente como en el caso del fuego, sino en todos los aspectos, en la afinación, en la melodía, en la manera de cantar, la coreografía, etc.


Es por esta razón que muchas veces solemos olvidar la letra de la canción o lo que hacemos en escena, porque dicha ansiedad como ya lo comentaba hace que nos concentremos más en nosotros mismos para superar los problemas, y de esa manera se genera un quiebre en la memoria por no estar en estado de reposo. Por lo cual si un cantante o músico se prepara y practica mucho tiempo, la memoria musical estará en mejores condiciones para no distorsionarse en ese momento. Y entre más se prepare el cantante para resolver los problemas que puedan suscitarse, menos angustia tendrá porque no habrá dudas en su espectáculo.


La ansiedad es parte del aprendizaje, es prácticamente inevitable que la tengamos cuando salimos al escenario por la circulación de la adrenalina, ya sea por las emociones o por la falta de práctica. Y es importante que también exista, porque siempre, siempre, siempre, habrá algo que no tengamos contemplado y hay que resolverlo en el instante. Aunque un constante estado de ansiedad por otra parte es malo para la salud de la persona, ya que afecta la memoria, genera sentimientos no deseados e inseguridad por esa misma falta de la memoria en los pasajes de su vida.


La práctica y la concentración son la única herramienta que tenemos para combatir que la ansiedad exceda sus límites, evadiendo la mayor posibilidad de errores y estando presentes con la actividad que estamos desarrollando y no con nosotros mismos al 100%. Debe de haber un balance tanto para la respuesta ante el riesgo y para la concentración en lo que hacemos. Es por eso que muchos cantantes no se preocupan por la técnica en ese momento, y desde mi punto de vista así debe de ser. Ya que los problemas técnicos se resolverán de manera automática por ese trabajo del sistema nervioso simpático para salir exitosos de la situación al generar ese “estado de emergencia”, mientras que al concentrarnos en la canción y en los sentimientos, el público notará el profesionalismo que tengamos como cantantes.


Espero que este artículo les funcione a muchos y siempre estén alertas de lo que pueda pasar en el escenario, prepárense lo mejor que puedan y preocúpense en los ensayos de todos los problemas que pudieran pasar y cómo solucionarlos, verán que eso hará que su interpretación sea más libre y que salga de donde tiene que salir, del corazón.

 

Eddie Robson
international Vocal Coach
President & Founder IVT

ARTÍCULO DE CANTO